dimarts, 23 d’abril de 2013

Un mundo sin fin


Coincidiendo con que hoy es el día del libro en Cataluña, os quería hablar de un libro que me he acabado hace unas horas y que me ha tenido enganchadísima. No sé cuantas páginas son, porque como leo en formato digital sólo sé el porcentaje que llevo leído, pero no el número exacto de páginas.

Un mundo sin fin es la continuación de Los pilares de la Tierra de Ken Follet.
Me leí Los Pilares hace un tiempo y me encantó, y descubrí que Un mundo sin fin seguía la historia que había empezado el libro anterior. Total, que me enamoré de la historia y de los personajes.





Un mundo sin fin continua en el mismo lugar, en la ciudad de Kingsbridge, en Inglaterra, pero 200 años después de Aliena y Jack (los “protagonistas” de la primera novela; lo pongo entre comillas porque el protagonista real es la catedral). En la Edad Media conocemos a los descendientes de los habitantes de Kingsbridge:

Caris, mi personaje preferido
- Caris (mi preferida): Es una mujer lista, fuerte, crítica con la sociedad machista y religiosa del momento, pero muy dedicada a lo que le gusta: la medicina. Tanto le gusta, y tanto se dedica a ello que tiene que sacrificar muchas cosas para poder ser fiel a lo que ella misma cree y desea. En un mundo donde sólo los hombres estudian, y donde las mujeres que se hacen hueco por su inteligencia son tratadas de brujas y quemadas vivas, Caris consigue ganarse un prestigio en la ciudad y ser una mujer respetada; pero tiene que luchar más que cualquier hombre que quisiera conseguir lo mismo que ella.
Me recuerda mucho a Aliena (la prota de Los pilares)

Merthin
- Merthin: Es un enamorado de la arquitectura, un segundo Jack Buldier. Merthin es todo coco, pero a la vez es apasionado y se deja la vida por el amor a Caris. Es un luchador, que también consigue hacerse hueco en el gremio de artesanos de la ciudad, pese a todas las trabas que le ponen los sacerdotes y priores. Es un personaje que, si existiera, me gustaría mucho conocer.



Ralph es el hermano de Merthin, son la noche y el día

- Ralph: Es el malo de la película. Es una persona que hace daño a la gente por su propia diversión y gusto, y que sale ileso de todas las acusaciones de asesinatos y violaciones. No voy a decir si muere o no, pero desde el principio de la novela ya ves que es una persona con muy poca empatía por los demás, y a mí me causaba mucho desprecio todo lo que hacía.



Gwenda, amiga íntima de Caris
- Gwenda: Es la mujer trabajadora, no muy lista, ni muy guapa (aunque la actriz que la interpreta en la tele es muy guapa). Todo lo contrario a Caris, pero también me parece interesante, porque aún ser una jornalera ves que ella ve más allá del presente, ve que puede haber una vida mejor para ella y para su familia y lo intenta; todo con su marido Wulfric, quien pasa de ser un “heredero” de buenas tierras a ser un don nadie; pero él parece que se conforma con lo que la ley dicta y le cuesta luchar por sus derechos.



Godwyn es prior de Kingsbridge y primo de Gwenda
- Godwyn: El el prior, el demonio en persona, mala gente. El poder que le otorga la Iglesia lo usa para sus propios intereses, y el poder corrompe. Lo mismo le pasa a su sucesor: Phylemon. El segundo diablo. Supongo que yo también parto de un prejuicio respecto a la gente de la Iglesia que tiene poder, y claro, no ayuda a que simpatice con estos personajes. Pero vamos, que quizás por eso admiro tanto a Caris, por plantarles siempre cara y hacerles ver (a ellos y al pueblo ignorante) que hay más allá que unas oraciones y unas creencias sin fundamentos.


Estos serían los personajes de carne y hueso más importantes de la historia. Pero hay dos que son esenciales, para mí, y que le dan vida a la novela.


- La peste:: Sí, la enfermedad que se ha llevado vidas y vidas. No conocía como se transmitía la peste ni qué causaba, de hecho, en la novela, Caris no llega a saber por qué se pasa de una persona a otra, pero también le planta cara. Obliga a las monjas a tratar de una manera específica a los enfermos, se opone a las sangrías que hacen los monjes, y se avanza a una posible epidemia en la ciudad. Cuando leía la novela pensaba “por favor, que Caris no enferme, porque sino la ciudad morirá con ella”.

- Una carta secreta enterrada por Thomas: La verdadera protagonista; es el inicio y el final de la historia. Y hasta aquí puedo leer. 



A parte, me gusta cómo, pasados 200 años, las relaciones de pareja continúan siendo igual de machistas; pero que también hay mujeres dispuestas a cambiarlo y, por desgracia, mujeres tan machistas como sus propios maridos.

Se ve el cambio en la arquitectura; gracias al personaje de Merthin y de los viajes y las innovaciones que hace, te imaginas una catedral y un puente moderno, muy diferente a la catedral original de Kingsbridge.

Y por último, el poder que tiene la Iglesia. El “haz lo que yo diga pero no lo que yo haga”. Ves las injusticias que vive el pueblo, y como de ostentosa es la vida de los priores, los abads, y los monjes y, cómo todo y dar un discurso, donde prevalece el miedo, ellos hacen todo lo contrario.

Lo que está claro es que un pueblo con miedo no avanza, un pueblo ignorante no avanza, un pueblo que no lucha no avanza, y no hace falta que haya peste para que el pueblo muera.


Ésta es la catedral de Santa María de Vitoria, catedral que inspiró al autor para escribir la novela. 
La novela me ha entretenido mucho, me ha gustado mucho, me ha hecho identificarme con los protagonistas y además he aprendido cosas. 

Os animo a que la leáis, yo ahora sigo con otra trilogía del mismo autor; ya os contaré qué tal! 

Laia

divendres, 5 d’abril de 2013

Bosses de cotó i puntura de roba

Entrem a la recta final de l'embaràs, ens queda menys d'un mes!!!!

I ja tenim les bosses de l'hospial preparades pel gran moment i mireu quines bossetes més maques li he pintat:



Aquesta és la més petita. Hi hem posat els mitjonets i el xumet. El xumet!! Quin gran invent!!!


En aquesta bosseta hem guardat els pitets i unes sabatetes. Quina tonteria això de les sabatetes, no? Però és que són taaaaaan maques...!!












Aquesta tan xula és on hi ha les primeres robes del nen. Un traje de color groc més divertit!!!
Les samarretetes de fil i les granotes.
Quin vocabulari més raro, fins que no m'hi he trobat en el món dels nou-nats no tenia ni idea de què volia dir cada cosa...







I aquesta, que és la més gran, és per a les meves coses... que tampoc no cal que us expliqui què hi posarem a dins.




Espero que us agradin, jo he quedat molt contenta dels resultats i que us animeu a fer-ho! És súper fàcil i relaxa moltíssim!!!! 


Laia